Red Alergia & Asma

Algunos enlaces externos pueden estar en inglés

Salud mental cuando se vive con alergias alimentarias

Primer plano de un plato de cereal de alfabeto con frambuesas. La palabra en la cuchara deletrea "estrés"

Vivir con alergias alimentarias implica incertidumbre, imprevisibilidad y preocupación por exposiciones accidentales. También requiere un equilibrio entre vigilancia y preparación. Debido a esto, no sorprende que las personas con alergias alimentarias desarrollen ansiedad y estrés. Para muchos, vivir con esta afección puede resultar abrumador.

Cuando hay que adaptarse a una rutina de alergias alimentarias, garantizar la seguridad puede parecer una lucha. Es necesario saber cómo equilibrar el miedo con la calidad de vida relacionada con la salud. Si alguien tiene alguna alergia alimentaria, lo ideal es que la familia presente una actitud relajada, pero preparada. Esto significa que estén alerta y listos para enfrentar una emergencia, pero que también sean capaces de funcionar bien.

Evitar alérgenos puede ayudar a prevenir reacciones alérgicas. Pero si se evitan cosas más allá de lo necesario, esto puede afectar la salud mental. En algunos casos, evitar en forma excesiva puede afectar la capacidad de la persona de funcionar bien. Esto puede causar:

  • aislamiento extremo;
  • patrones alimentarios extremadamente restrictivos;
  • ansiedad por posibles reacciones futuras.

Es importante que los niños, adolescentes y adultos jóvenes desarrollen habilidades para el manejo de las alergias alimentarias. Estas habilidades deben ser apropiadas para la edad, de modo que cumplan con los hitos normales del desarrollo. Los adultos deben aprender a navegar las experiencias mientras mantienen conexiones con los demás.

Salud mental y bienestar al vivir con alergias alimentarias

Esto es lo que nos dicen las investigaciones a cerca de vivir con alergias alimentarias y mantener un equilibrio entre el miedo y la calidad de vida:

Un niño no está seguro de la comida que tiene delante. Tiene mucho estrés por sus alergias alimentarias.

Niños

Los niños con alergias alimentarias no tienen tasas más altas de trastornos de ansiedad que aquellos sin alergias a los alimentos. Sin embargo, los niños con alergias alimentarias experimentan niveles más altos de angustia y preocupación por su condición. También pueden sentir ansiedad por su seguridad cuando no están con sus padres.

Después de un episodio de anafilaxia pueden aparecer síntomas de estrés postraumático (SEPT). Esto también puede ocurrir cuando el estrés de una exposición impredecible a alérgenos alimentarios es demasiado grande.

La ansiedad de los padres y la actitud del niño hacia las alergias alimentarias pueden funcionar tanto como factores de riesgo y resiliencia.

Es útil que los padres sean conscientes de los mensajes que transmiten sobre las alergias alimentarias. Usted:

  • ¿modela un comportamiento ansioso?
  • restringe la capacidad de su hijo para explorar situaciones de forma independiente (más allá de lo necesario)?

 

Adolescente sentado en una mesa con una rodaja de kiwi en un plato. El adolescente es muy delgado y sufre ansiedad por alergias alimentarias.

Adolescentes

Las transiciones a la adolescencia pueden resultar difíciles debido a cambios en el desarrollo. Estos cambios pueden incluir:

  • mayor independencia
  • presión del grupo
  • posibles comportamientos de riesgo

Cada uno de estos cambios pueden hacer que los padres se preocupen más por la seguridad de las alergias alimentarias de sus hijos adolescentes. A la vez, los adolescentes tienden a internalizar el estrés. Su percepción de cómo la alergia alimentaria afecta su vida puede diferir de la de los padres.

Los adolescentes y jóvenes de 10 a 16 años con alergias alimentarias tienen más probabilidades de presentar síntomas de ansiedad generalizada. También pueden tener ansiedad por separación, anorexia nerviosa y depresión. Los adolescentes con alergias alimentarias reportan una menor autoestima.

Mujer empujando nueces en un plato lejos de ella debido a sus alergias.
Adultos

Casi 1 de cada 5 adultos en los Estados Unidos cree que tiene una alergia alimentaria. Sin embargo, se estima que solo 1 de cada 20 tiene una alergia alimentaria diagnosticada. Esto sugiere que muchos adultos pueden estar participando en conductas de evasión innecesarias.

Además, muchos adultos con alergias alimentarias y alto riesgo de anafilaxia no tienen receta médica para tomar epinefrina.

El cuidado muestra signos de estrés por cuidar a dos niños pequeños con alergias alimentarias.

Salud mental y bienestar de padres/cuidadores y familias

Los padres a menudo experimentan ansiedad generalizada, preocupación, miedo, tristeza y depresión debido a las alergias alimentarias.

  • El 92% dice que siempre u ocasionalmente teme por la seguridad de su hijo alérgico a los alimentos.
  • El 75% reporta miedo y ansiedad por su familia.
  • El 25% informa que las alergias alimentarias causan tensiones en su matrimonio.

El estrés afecta especialmente a las madres. A menudo se ocupan de los aspectos cotidianos de las alergias alimentarias. Sienten más ansiedad, estrés y perciben un impacto en su calidad de vida debido a la alergia alimentaria de su hijo.

La gravedad de la ansiedad, el estrés y la depresión de una madre está relacionada con la capacidad de funcionamiento del niño y la calidad de vida relacionada con la salud. Los médicos deben realizar pruebas rutinarias para detectar el estrés materno. Esto puede identificar a los niños que tienen mayor riesgo de sufrir angustia psicológica.

Ansiedad específica debido a alergias alimentarias

La ansiedad es una emoción humana normal que todo el mundo experimenta. A menudo hace que las personas experimenten estrés y preocupación por el futuro. La mayoría de las personas consideran la ansiedad como una emoción negativa y tratan de evitarla en la medida de lo posible.

Aunque la ansiedad resulte incómoda, puede resultar útil. La ansiedad anima a las personas a planificar y prepararse. Estos son aspectos clave para mantenerse seguro si se tiene alguna alergia alimentaria. Cuando la ansiedad comienza a afectar la vida diaria, es cuando la persona puede sentirse abrumada.

La ansiedad específica por las alergias alimentarias tiende a centrarse en fobias y miedos específicos. Estos suelen incluir:

  • fobia a las agujas
  • seguridad en relación con los alérgenos
  • salir a comer
  • viajar
  • reacciones alérgicas y anafilaxia
  • usar epinefrina
  • rechazo
  • humillación
  • exclusión
  • acoso
  • muerte

La terapia de salud mental puede beneficiar a las personas con ansiedad debido a las alergias alimentarias. La terapia cognitivo-conductual puede resultar especialmente útil. Implica exposiciones seguras a situaciones de estrés para reducir la ansiedad y aumentar la confianza.

Los niños y adolescentes que padecen múltiples trastornos de ansiedad y afecciones médicas al mismo tiempo tienen un mayor riesgo de sufrir problemas de salud mental en la edad adulta. También pueden tener peores resultados de salud y más limitaciones en las actividades sociales.

Mujer en un restaurante con sus amigas. Pica su comida porque no está segura de los alérgenos que puede haber en ella.

Impacto a la salud social por vivir con alergias alimentarias

Existe mucha socialización en torno a la comida. Como resultado, las alergias alimentarias pueden afectar la salud social. La salud social es nuestro bienestar general relacionado con la conexión con los demás y la comunidad.

El acoso relacionado con las alergias alimentarias es común. Aproximadamente entre el 20 y el 32% de los niños aseguran haber sufrido acoso relacionado con su alergia alimentaria. El acoso relacionado con alergias alimentarias incluye:

  • intimidación abierta (como la exposición forzada o ser obligado a comer el alérgeno)
  • acoso encubierto y no físico (como humillación, burlas y resaltar la alergia alimentaria)

El acoso por alergias alimentarias a menudo no se denuncia. Esto puede deberse a la incertidumbre sobre qué experiencias entran en la categoría de acoso.

Además, el 40% de los padres reportan hostilidad por parte de otros padres cuando intentan que se adapten a la alergia alimentaria de su hijo.

La alergia alimentaria puede afectar de manera diferente a personas de grupos raciales y étnicos. Puede causar un aumento de los síntomas de ansiedad social, particularmente en niños de nivel socioeconómico más bajo.

 Mujer buscando apoyo para su salud mental debido a sus alergias alimentarias le muestra la pantalla de un computador a su marido, mientras él está parado en la cocina.

Manejo del estrés por las alergias alimentarias

Es normal experimentar estrés al controlar una alergia alimentaria. Es especialmente frecuente…

  • durante los meses posteriores al diagnóstico de alergia alimentaria;
  • después de una reacción alérgica a los alimentos;
  • cada vez que usted o su hijo entran en una nueva era y etapa de desarrollo.

¿Qué es el estrés y cómo se siente?

La Asociación Estadounidense de Psicología comparte lo siguiente sobre el estrés:

  • El estrés es una reacción normal a las presiones cotidianas. El estrés puede volverse nocivo para la salud cuando altera su funcionamiento diario.
  • El estrés implica cambios que afectan a casi todos los sistemas del cuerpo. Puede influir en cómo se sienten y se comportan las personas.

Esto significa que cuando se experimenta estrés, usted puede notar que las emociones se sienten más intensas. Otros pueden notar que usted parece más irritable, enojado, impaciente, cansado o abrumado.

Puede notar sensaciones físicas incómodas. Estas sensaciones pueden incluir:

  • dolor de estómago
  • baja energía
  • dolores
  • tensión muscular
  • latidos rápidos
  • manos sudorosas

Es posible que usted note que tiene pensamientos acelerados, preocupación constante, falta de concentración y una actitud negativa ante la vida. Esto puede llevar a que no cuide bien de sí mismo. Puede provocar procrastinación en el trabajo o las tareas escolares.

Niña llenando su diario de alimentos para adaptarse a su nuevo diagnóstico de alergia alimentaria.

Consejos para controlar el estrés cuando se tiene una alergia alimentaria

A continuación, presentamos estrategias prácticas que le ayudarán a controlar el estrés y reducir el agobio:

Participar en conversaciones

Hable con su alergólogo y/o equipo de atención para su alergia alimentaria sobre:

  • Cómo manejar la alergia alimentaria en el día a día.
  • Cómo comprender y aprender a considerar los riesgos de seguridad.
  • Cómo afrontar la ansiedad por alergias alimentarias y la sensación de agobio
  • Cómo identificar los conocimientos que necesita pero que actualmente no tiene.
  • Cómo identificar fuentes confiables de información sobre las alergias alimentarias en línea

Hable con su niño o adolescente sobre:

  • Sus sentimientos de cómo es vivir con alergias alimentarias.
  • Manejo de alergias para su edad/etapa de desarrollo.
  • Habilidades de manejo de alergias alimentarias apropiadas para la edad.
  • Cómo identificar y tratar una reacción alérgica.
  • Cómo navegar escenarios sociales dentro de la edad/etapa de desarrollo de su hijo.
  • Cómo desarrollar habilidades de autodefensa, especialmente si su hijo es tímido.

Pensar en…

  • ¿Qué información o habilidades pueden ayudarle a controlar la alergia alimentaria de forma eficaz y segura?
  • ¿Qué situaciones de la vida causan estrés relacionado con las alergias alimentarias? ¿Qué posibles soluciones hay disponibles?
  • ¿Se encuentra frecuentemente buscando en línea respuestas a preguntas sobre alergias alimentarias? Si es así, entonces vale la pena hacerle la pregunta a su alergólogo.

Tome en cuenta su perspectiva de vida

Considere dónde se encuentra en su recorrido por las alergias alimentarias. ¿Le han diagnosticado recientemente? ¿Está atravesando un cambio importante en su vida? Con el tiempo y la experiencia, se sentirá más seguro a la hora de controlar su alergia alimentaria.

Además de actuar con seguridad para evitar las alergias alimentarias, identifique otras cosas que sean importantes en su vida y hágalas tomando en cuenta su seguridad.

Para padres: considere la edad y la etapa de desarrollo de su hijo. Recuerde que puede resultar más difícil controlar la alergia alimentaria en algunas etapas que en otras. Trátese con autocompasión y amabilidad.

Simplifique, eduque y delegue

  • Eduque a otros miembros de su familia para que puedan ofrecer apoyo.
  • Divida las tareas de manejo de alergias en tareas más pequeñas. Esto puede hacerlas sentir más manejables.
  • Delegue tareas a otros siempre que sea posible. Disminuya su carga mental. Esto también puede ayudar a otros a mejorar sus habilidades para el manejo de alergias.
  • Establezca límites que le ayuden a mantenerse seguro. Concéntrese en lo que es más importante para usted.

Practique estrategias de manejo del estrés

Pruebe los siguientes ejercicios de respiración y atención plena para ayudar a calmar la mente y el cuerpo:

Familia de cuatro miembros de raza mixta sentada hablando con un consejero sobre cómo manejar el estrés mental debido a las alergias  alimentarias.

Cuando hablar con un profesional de salud mental

Comuníquese con un profesional de salud mental que sepa sobre alergias cuando…

  • Lo acaban de diagnosticar y desea aprender a controlar la ansiedad debido a las alergias alimentarias.
  • No puede adaptarse bien a la vida con alergias alimentarias.
  • Vivir con alergias alimentarias o preocuparse por ellas afecta su funcionamiento diario.
  • La ansiedad relacionada con las alergias alimentarias le impide disfrutar de la vida.
  • Sus niveles de ansiedad no disminuyen meses después de una reacción alérgica.
  • El miedo y la preocupación interfieren con sus patrones de sueño y alimentación.
  • Se involucra en evasiones y restricciones más allá de lo necesario.
  • Tiene pensamientos sobre hacerse daño a sí mismo o a otros.

¿Cómo encontrar un terapeuta que pueda ofrecer orientación sobre alergia alimentaria? Visite The Food Allergy Counselor Directory. También puede encontrar a un profesional de la salud mental de las siguientes maneras:

Escrito por

Tamara Hubbard, MA, LCPC
Consejero profesional clínico autorizado
Fundador y director ejecutivo de The Food Allergy Counselor, Inc.
Miembro de Allied Health de AAAAI y ACAAI

Revisado por:

Purvi Parikh, MD, FACAAI es alergóloga e inmunóloga pediátrica y de adultos en el Allergy and Asthma Associates de Murray Hill en la ciudad de Nueva York. Forma parte del cuerpo docente como profesora clínica asistente en los departamentos de Medicina y Pediatría de la Facultad de Medicina de la Universidad de Nueva York.