Red Alergia & Asma

Algunos enlaces externos pueden estar en inglés

Urticaria idiopática crónica

¿Qué es la urticaria?

La urticaria es un sinónimo de roncha. Se estima que el 20 por ciento de las personas en los Estados Unidos en algún momento de sus vidas desarrollarán urticaria, una erupción cutánea con picazón acompañada de ronchas o manchas rojas y elevadas. El desarrollo de la urticaria a menudo se relaciona con una reacción alérgica, generalmente a alimentos, al látex o al veneno de insectos.

¿Qué es la urticaria idiopática crónica (UIC)?

Algunas personas desarrollan un tipo de urticaria en el que los síntomas aparecen y desaparecen durante seis semanas o más. Esto se conocen como urticaria crónica.

A veces, ni usted ni su médico pueden identificar por qué la urticaria sigue apareciendo. A menudo, la urticaria puede ocurrir en diferentes partes del cuerpo. Cuando esto sucede, la urticaria se denomina urticaria idiopática crónica (UIC). Idiopático significa “de causa desconocida”.

Otro nombre para la UIC es urticaria espontánea crónica (UEC).

Los brotes de UIC pueden aparecer en cualquier momento sin desencadenantes. La

urticaria crónica no es contagiosa. Los síntomas de la UIC no ponen en peligro la vida, pero la UIC puede causar una incomodidad extrema e impactar en gran medida la calidad de vida.

¿Qué tan común es la UIC?

La UIC afecta aproximadamente a 1,6 millones de personas en los Estados Unidos. La UIC ocurre con mayor frecuencia en personas de entre 20 y 40 años. Las mujeres tienen el doble de probabilidades de tener UIC que los hombres.

 

¿Cuáles son las causas de la UIC?

Se cree que la UIC es una respuesta del sistema inmunitario. Por esta razón, es mejor ver a un alergólogo certificado capacitado en inmunología.

Cómo se ven las ronchas

¿Cómo se diagnostica la urticaria idiopática crónica?

Cuando usted y su médico no pueden identificar la causa de la urticaria crónica, es probable que se trate de una urticaria idiopática crónica.

En su primera visita al médico, es posible que le hagan las siguientes preguntas para tratar de identificar qué está causando la urticaria:

  • ¿Cuándo y en qué parte del cuerpo se produce la urticaria?
  • ¿Tiene hinchazón?
  • ¿Cuánto duran los síntomas?
  • ¿Qué estaba haciendo en el momento en que se produjo la urticaria?
  • ¿Qué medicamentos está tomando (si es que toma alguno)?
  • ¿Tiene otros síntomas?

Un análisis de sangre puede ayudar con el diagnóstico, ya que las células sanguíneas de los pacientes con UIC a menudo fabrican enormes cantidades de histamina.

Su médico también le preguntará qué alimentos estaba comiendo en el momento en que empezaron los síntomas para determinar si un alérgeno alimentario causó la urticaria.

¿Cómo se trata la urticaria idiopática crónica?

La UIC no es una afección de por vida; por lo general, desaparece por sí sola en un período de días, semanas o meses. Mientras tanto, médicos y pacientes trabajan juntos para encontrar el tratamiento y la estrategia de control de síntomas más adecuados.

Las directrices para la UIC recomiendan un enfoque escalonado del tratamiento, comenzando con antihistamínicos sin receta, preferiblemente no sedantes. Dado que la UIC es una afección de todo el cuerpo, las cremas tópicas para la piel no se consideran un tratamiento.

Si eso no ayuda, entonces los antihistamínicos H2 son el siguiente paso. Estos bloquean la producción de la histamina que causa la urticaria. Los médicos también podrían considerar el uso de montelukast, que bloquea los leucotrienos, una sustancia química involucrada en la inflamación.

Otra opción es el omalizumab, un producto biológico anti-IgE que se administra mediante inyección (normalmente una vez al mes) para bloquear los anticuerpos IgE implicados en la producción de histamina.

¿Cuáles son los impactos de la urticaria idiopática crónica en la calidad de vida?

Si bien la carga física de UIC es significativa, es importante comprender el impacto que la UIC puede tener en su calidad de vida. Algunas personas con UIC describen los episodios aleatorios de picor o dolor extremo en la piel como haber entrado en contacto con una hiedra venenosa o como ganas de arrancarse la piel. Estos síntomas pueden causar dolor y fatiga a las personas que tienen UIC. Puede causar que tenga dificultad para dormir. Muchas personas también desarrollan ansiedad y depresión.

Las personas con UIC a menudo se sienten frustradas por la naturaleza desconocida de esta enfermedad. También pueden sentirse estigmatizados socialmente ya que su piel puede verse “enferma”, lo que puede hacer que eviten situaciones sociales. Los costos de la atención médica para la UIC, así como la pérdida de productividad laboral, aumentan aún más la carga.

En un estudio1 de 2017, se identificaron las diferentes etapas del proceso para los pacientes que viven con urticaria idiopática crónica.

  • La primera etapa es la etapa de crisis en la que se desarrollan los síntomas y el paciente a menudo experimenta sentimientos de tormento, desorientación y conmoción debido a la naturaleza de los síntomas.
  • La siguiente fase consiste en buscar respuestas a medida que los pacientes comienzan a hacer visitas repetidas a los médicos e incluso a hacer su propia investigación.
  • La tercera fase es cuando se diagnostica la afección, lo que puede brindar cierta esperanza y alivio, y los pacientes comienzan a conectarse con otras personas que tienen UIC. A pesar de tener un diagnóstico definitivo, los pacientes aún sienten ansiedad y luchan con la causa desconocida de su enfermedad.
  • La última fase consiste en el control de la enfermedad, en la que los pacientes aprenden a vivir con ella, pero a menudo se trata de un proceso ambiguo porque puede depender de la eficacia del tratamiento y de si hay síntomas recurrentes.

¿Qué pueden hacer los profesionales de la salud para ayudar a las personas que padecen urticaria idiopática crónica?

A medida que las personas comienzan a lidiar con la UIC, es importante que su profesional de atención médica escuche y comprenda sus experiencias y reconozca las diferentes fases de sus procesos. Los pacientes con UIC necesitan sentir que sus médicos los toman en serio, los involucran en la planificación del tratamiento y reconocen cómo esta enfermedad afecta su calidad de vida.

La investigación en curso sobre los impactos psicosociales de la UIC ayudará a cerrar las brechas en la atención y garantizará que las necesidades de los pacientes de la UIC se aborden de manera más integral.

Otros artículos sobre urticaria idiopática crónica (en inglés)

Pregúntele al alergólogo: identificar la causa de la urticaria

Pregúntele al alergólogo: una mirada a la urticaria idiopática crónica

Seminario web: Cuando la histamina se encuentra con la piel: las pruebas y vicisitudes de la urticaria idiopática crónica

Consultar páginas relacionadas

Reviewed by:
Purvi Parikh, MD, FACAAI is an adult and pediatric allergist and immunologist at Allergy and Asthma Associates of Murray Hill in New York City. She is on faculty as Clinical Assistant Professor in both departments of Medicine and Pediatrics at New York University School of Medicine.