¿Para qué sirve la cámara de retención?

La mejor manera de que un niño pequeño reciba la cantidad de medicina necesaria cuando usa un inhalador de dosis medida (IDM) es utilizando una cámara de retención con válvula (CRV) o aerocámara, un aparato médico que atrapa y sostiene la medicina el tiempo suficiente para que el niño inhale a su propio ritmo, incluso respirando varias veces seguidas. Esto es especialmente importante cuando se trata de niños muy pequeños.

Es importante que la mamá o el papá revisen las indicaciones del IDM para ver si es necesario agitar o atomizar (preparar) una o más dosis al aire antes de insertarlo en la cámara de retención o aerocámara. Luego de eso, el niño debe poner la boca de la cámara de retención en sus labios y comenzar a inhalar lentamente mientras usted acciona el inhalador. Algunos modelos tienen un pito que indica si el niño está inhalando muy rápido. A medida que inhala, usted verá el indicador de flujo moviéndose. Eso significa que está tomando su medicamento. Puede sacar el aparato de su boca y sostener la respiración por 10 segundos, igual como si estuviera usando solo el IDM.

Los niños pequeños deberían usar una máscara que se adjunta a la cámara de retención, lo que hace más fácil todo el proceso. Si tiene acceso a una, asegúrese de que sea suficientemente grande para cubrir su nariz y boca, y suficientemente suave para lograr una buena adherencia. También posee una válvula de inhalación que mantiene la medicina en la cámara hasta que el niño inhala, y una válvula de exhalación permite que salga el aire que exhala.

Para adquirir una cámara de retención debe obtener prescripción médica.

Publicado en Asma, Medicinas