¿Qué es el asma?

El asma es una enfermedad crónica que puede ser mortal si no se mantiene bajo control.  Aunque no se sabe por qué se produce, el asma se caracteriza por la inflamación de las vías respiratorias, lo que provoca contracción de los músculos que rodean a las vías aéreas e hinchazón de los conductos de aire en el pulmón con un aumento en la producción de moco.

Los síntomas del asma se clasifican en silenciosos y ruidosos. Los síntomas silenciosos no se sienten ni se escuchan ya que ocurren al interior de los pulmones (inflamación, irritación, estrechamiento, mucosidad).  Los síntomas ruidosos se presentan cuando los músculos alrededor de las vías respiratorias se inflaman o aprietan y el aire no puede pasar por ellas. Esto se llama bronco constricción y se presenta con tos, dificultades para respirar (jadeo) y sibilancia, o silbido en el pecho.


Un ataque de asma puede incluso provocar la muerte. Por eso, es importante identificar los síntomas para actuar rápidamente.

Síntomas de asma más comunes:

  • Tos, silbidos en el pecho, respiración entrecortada o dificultad para respirar que no responde a sus medicamentos inhalados u orales
  • Dificultad para hablar
  • Respiración rápida y superficial
  • Los orificios nasales (ventanas de la nariz) enrojecidos y agrandados
  • La piel del cuello y/ o cercana a las costillas estrechada con cada respiro
  • Un color de piel grisáceo y azuloso cerca de la boca y debajo de las uñas
  • Su valor de capacidad pulmonar máxima es de menos del 50 por ciento y está dentro de la zona roja que le ha indicado su médico en su plan de acción

Aunque el asma no tiene cura, con un buen tratamiento es posible manejarla, evitar los síntomas y vivir una vida normal y productiva.

Si su asma no está controlada:

• No podrá respirar bien.• Tendrá síntomas con más frecuencia que se intensificarán durante la noche, interrumpiendo el sueño.

• Si no puede respirar bien, sus actividades normales estarán limitadas por lo que podría faltar a la escuela o al trabajo.

• No podrá hacer ejercicio.

• Tendrá que usar su inhalador de alivio rápido con más frecuencia.

• Deberá ir al servicio de urgencias o al médico porque ha tenido un ataque de asma.

• Si su asma no está bajo control, usted está en riesgo de muerte.

Si su asma está bien controlada:

• Podrá prevenir los síntomas crónicos, como la tos y dificultad para respirar.

• Disminuirá o hasta podría dejar de usar medicinas de alivio rápido.

• Podrá dormir toda la noche sin sufrir de síntomas.

• No perderá días de estudio o trabajo.

• Podrá hacer sus actividades diarias sin problemas e, incluso, hacer deporte.

• Gastará menos dinero en medicinas.

• No tendrá que ir a la sala de emergencias o al hospital para recibir tratamiento.

• Tendrá una mejor calidad de vida.

¿Qué provoca el asma?

Aunque no se sabe bien qué causa el asma, son varios los factores o desencadenantes que pueden provocar asma. Estos pueden ser diferentes en cada persona y lo importante es saber qué es lo que desencadena síntomas en su caso particular, y las circunstancias en que éstos aparecen para poder tomar medidas de control.

Desencadenantes más comunes:

  • Alergia: La alergia se produce cuando nuestro cuerpo reacciona frente a ciertos alérgenos, que son las sustancias que desencadenan la reacción alérgica. Los más comunes son la caspa de animales, moho, ácaros de polvo, desperdicios de cucarachas y ratones, polen o pasto.
  • Irritantes: Humo de cigarrillo, limpiadores químicos, desodorantes  ambientales, o fragancias fuertes.
  • Resfríos e infecciones respiratorias: Rinitis, sinusitis, infecciones virales y bacteriales
  • El ejercicio físico
  • Las emociones fuertes (llanto, risa, entrés)
  • Los cambios bruscos de temperatura
  • El reflujo
Etiquetado con: , , , , , ,
Publicado en Asma